Endometriosis

Endometriosis

Me diagnosticaron endometriosis profunda y estuve un año con dolor, apenas podía estar sentada, ni trabajar, ni salir. No podía hacer nada. Después de operarme tenía esperanza de estar mejor, pero no fue así, y después de un mes seguía igual, con dolor, no salia de casa, no podía estar sentada ni andar. Era desesperante, nunca había estado de baja y no podía trabajar. Por suerte encontré la clínica de fisioterapia por Internet y al leer las experiencias, pensé que era mi única esperanza. Gracias sobretodo a Alba que me ha tratado de forma muy profesional y que me ha devuelto mi vida, puedo ser la que era. No tengo palabras para agradecerle lo que ha hecho por mí, por eso lo que ha hecho por mí, por eso lo que puedo decir es que si tenéis dolor, no os lo penséis, esa no es vida, probar, luchar y ser constantes.

El dolor puede hacerse cada vez más pequeñito e incluso desaparecer. !Gracias por existir y por dedicaros a vuestra profesión!