Reflujo gastroesofágico del bebé

QUÉ OPININAN NUESTROS PACIENTES

“Se considera generalmente como “cosas de bebe”,
la frontera entre salud y la aparición de una patología

El reflujo gastroesofágico en los bebés, es una afección común.

En los bebés, se considera normal que se presente una pequeña cantidad de reflujo gastroesofágico. De hecho, más de la mitad de los bebés tendrán reflujo durante los primeros meses de vida.

Lo que suele provocar el vómito al bebé es inmadurez del sistema gastrointestinal y al mal funcionamiento o debilidad del cardias, que es la válvula que conecta el esófago con el estómago, hasta el 70% de los bebes sanos de cuatro meses vomita al menos una vez al día.

Si esta válvula no se cierra bien, el contenido estomacal se puede devolver al esófago y esto es lo que se denomina reflujo gastroesofágico que además puede ser exacerbada por la intolerancia a la beta-lactoglobulina (proteína de la leche de la vaca).

Estudios recientes establecen que el 42% de los bebés con reflujo llega a ese cuadro consecuencia de una intolerancia a la leche de la vaca, y hasta el 7% de los bebés padecen reflujo, lo que es muchísimo.

Tipos de reflujo:

  • Reflujo fisiológico o del recién nacido: Casi todos los recién nacidos devuelven leche y esto es normal e inevitable. Sueledesaparecer después de los primeros meses. Los niños suben bien de peso y se alimentan bien. Este reflujo no requiere exámenes ni tratamiento.
  • Reflujo patológico o anormal: son niños que están inquietos, se retiran del pecho con frecuencia,  no logran subir bien de peso, presentan síntomas respiratorios por el constante ascenso de la leche. Este tipo de reflujo debe tratarse.

Síntomas

Hay bebés que lloran con frecuencia y sin consuelo y, la razón está en la digestión. Son los jugos gástricos de su propio estómago los que les abrasan por dentro.

Si los pequeños lloran mucho antes de las comidas, vomitan o les cuesta tragar, nos estarán mostrando un síntoma claro de reflujo. No es un rechazo voluntario a comer.

El reflujo persistente con vómito frecuente lleva a la irritación del esófago y melindres en el bebé.

El reflujo asociado con pérdida de peso o el reflujo que ocasiona dificultad respiratoria no se considera normal desde el punto de vista médico.

El bebé con reflujo gastroesofágico se considera si:

  • Regurgita más cantidad y frecuencia
  • Se arquea hacia atrás (para frenar la subida de los jugos gástricos)
  • Tiene hipo persistente (por irritación del esófago)
  • Deja la reírse y el juegar,
  • Se vuelve irascible y va perdiendo sus ritmos de sueño y alimentación
  • Se despierta llorando y con tos
  • Quiere leche con frecuencia para calmar su acidez, pero no tolera su paso por un esófago quemado por los ácidos, de modo que termina saltando tomas y deja de aumentar de peso.
  • Pérdida de peso y retraso en el crecimiento
  • Irritabilidad a la hora de comer
  • Arcadas
  • Atragantamiento
  • Tos Frecuente y/o ataques de tos nocturnos
  • Infecciones frecuentes de las vías respiratorias
  • Eructos muy frecuentes

Diagnóstico:

En los bebés con intolerancia a las proteínas de la leche este problema es más frecuente. Si se prolonga durante mucho tiempo, el médico recomendará las pruebas necesarias para su diagnóstico.

Radiografía de tórax: Examen diagnóstico para buscar evidencia de aspiración

Seriada Gastrointestinal alta: examen diagnóstico en el que se visualizan los órganos de la parte superior del aparato digestivo: el esófago, estómago y el duodeno.

En la Clíncia Silvia Molins, podemos ayudaros. En su exploración inicial se comprueba que a nivel del occipital, esté abierto el agujero rasgado posterior por donde pasa el nervio Vago (X – par craneal) que inerva el sistema gastrointestinal; este agujero está en ocasiones un poco cerrado, y esto crea los síntomas.

El tratamiento visceral está enfocado a mejorar la función de los órganos digestivos con suaves masajes , empezando con el diafragma ya que es el responsable de la movilidad de los órganos, y posteriormente valorar la movilidad y espasmos de los órganos con el objetivo de relajarlos para aliviar, conseguir mejor riego sanguíneo y ayudar a evacuar al bebé.

El reflujo, tiene en el tratamiento de osteopatía, una efectividad alta y de gran rapidez, en torno al 90 o 95% en sesiones semanales de no más de una hora y alrededor de tres o cuatro semanas.

El reflujo gastroesofágico es, en la mayoría de los casos, una condición transitoria del niño y no una enfermedad.

El tratamiento manual es totalmente inocuo para el bebé y no tiene efectos secundarios adversos. Bastan dos o tres sesiones de osteopatía para que estos síntomas mejoren considerablemente.

Recomendaciones

Los padres deben tomar ciertas precauciones en el momento de alimentar a sus hijos, por eso se recomienda:

  • Alimentar en posición vertical.
  • Ayudar al bebé a expulsar los gases.
  • No moverlo ni agitarlo después de la alimentación.
  • Acostarlo hacia el lado derecho.
  • Inclinar la cuna, levantando más desde la cabecera.

 

 

 

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

  • DIÁSTASIS ABDOMINAL

    “Se estima una alta relación entre la presencia de diástasis y las disfunciones de suelo pélvico como incontinencia urinaria de esfuerzo, incontinencia fecal y prolapso de órganos pélvico” ANATOMÍA Lo primero que tenemos que saber es como está formado el...

  • OSTEOPATIA EN EL SÍNDROME DE LOS DESFILADEROS ESCAPULOTORÁCICOS

    El síndrome de los desfiladeros escapulotorácicos, se refiere al conjunto de signos y síntomas que se producen como consecuencia de la compresión del paquete neurovascular formado por el plexo braquial y la arteria y vena subclavias a su paso por...

  • Importancia de las cicatrices

    Las cicatrices podrían definirse como aquellas marcas que quedan en la piel después de un proceso de reparación de un tejido que ha sido agredido de alguna manera, como un corte, un desgarro, una quemadura, heridas quirúrgicas, etc. Dependiendo del...