Tratamiento Torticolis Congénita

QUÉ OPININAN NUESTROS PACIENTES

¿Qué es?

La tortícolis muscular congénita, relativamente frecuente, se presenta en el recién nacido o que se manifiesta durante los dos primeros meses de vida y que se asocia a un acortamiento del músculo ECM. En la que se produce la inclinación lateral de la cabeza y la rotación en sentido contrario por espasmo del ECOM (esternocleidomastoideo), lo que tracciona del cuello y la cabeza hacia el lado afecto.

Presenta una masa o nudo en el recorrido del músculo que presenta depósitos de colágeno y fibroblastos alrededor de las fibras musculares atrofiadas.

Este músculo si se contrae sólo de un lado, inclina el cuello hacia el mismo lado de la contracción muscular y una rotación hacia el lado contrario, es decir, la oreja del lado afectado se acerca al hombro y la barbilla se dirige hacia el hombro contrario.

¿Por qué se produce?

  • Parto difícil: expulsivo prolongado, distocia de hombro, presentación podálica, bebes muy grandes…
  • Si durante el parto se estira o fuerza, es posible que se desgarre y que provoque este espasmo
  • Malformaciones musculoesqueléticas; asociado a síndromes como Arnold Chiari, Klippel-Feil…
  • Parálisis obstétricas y fracturas claviculares.
  • Malas posiciones uterinas, lo que la postura provocaría una alteración en la irrigación del músculo.

La rotación e inclinación de la cabeza son evidentes desde los primeros días de vida, pero en más de una tercera parte aparece a los 20 días el nódulo no doloroso y de consistencia firme. Si no es tratado se podría desarrollar una asimetría craneal (PLAGIOCEFALIA, que es una malformación asimétrica de la cabeza que se produce por una presión constante en una zona del cráneo, en este caso debido a la inclinación que provoca el espasmo del músculo ECOM). De ahí la importancia de acudir al osteópata.

Clínica:

  • Aspecto normal en el momento de nacimiento, aunque puede observarse cierta tumefacción en la zona lateral del cuello.
  • Cuello inclinado y rotación contraria
  • Restricción de la movilidad activa y pasiva del cuello
  • Muchas veces se asocia a otros problemas como displasia de cadera, pie zambo, fractura de clavícula, etc.

¿ Que tratamiento hay?

El tratamiento conservador es eficaz en el 90% de los casos, si el trastorno se diagnostica y se trata precozmente.

Las inserciones del ECOM se encuentra sobre zonas cartilaginosas altamente susceptibles de ser propensas a las presiones mecánicas durante el período perinatal. Por tanto, habrá que revisar los cóndilos occipitales y corregir su posición.

Las plagiocefalias (zona plana del occipital) se encontrará del lado opuesto a el espasmo del ECOM. Por tanto, es secundaria a la Tortícolis. La osteopatía diagnosticará y tratará de forma no invasiva la deformación craneal asociada de nuestro bebé, ayudando a restablecer la normalidad de su estructura craneal.

Los padres tienen un papel activo durante el tratamiento del problema, ya que serán los encargados de ayudar de forma activa al mantenimiento de una correcta higiene postural y movilidad activa del cuello mediante juegos y suaves estiramientos. Consideramos asimismo que un diagnóstico precoz es determinante para la consecución de una pronta y correcta solución del problema.

Consejos:

  • Colocación de la cuna respecto a fuentes de estímulo (la luz, sonidos, puerta, la cama de los padres…) en la zona opuesta al lado afecto de forma que al girar el cuello se produzca un estiramiento del cuello.
  • Cambiar regularmente la posición del niño evitando posturas incorrectas que empeoren el tortícolis.
  • Intentar que los juguetes y cualquier estímulo verbal o visual sea en sentido correctivo.
  • Cuando esté despierto y en boca arriba se colocará una almohadilla o apoyo blando sobre el lado homolateral a la contractura para que eleve la cabeza en relación al entorno.
  • A la hora de llevarlo en brazos colocar al niño con la cabeza girada en el sentido contrario a la deformidad e intentar mantenerlo con nuestro mentón.
  • En cada cambio de pañal, girarle la cabecita hacia el lado corrección para realizarle unos estiramientos.

En la Clínica Silvia Molins, podemos ayudar a su bebé mejorando el estado de dicha musculatura mediante técnicas que incluye:

  • Revisión del cráneo y posibles alteraciones (suprimiendo solapamientos y disfunciones, especialmente entre el occipital y el temporal, por la inserción del músculo en la apófisis mastoides), así como clavícula y esternón.
  • Valoración de las cervicales altas y columna en general
  • Una amplia variedad de ejercicios, estiramientos, masajes, cambios posicionales que obliguen al niño a mirar al lado contralateral y técnicas activas, a través de juegos, de la cabeza y cuello del bebé, siempre teniendo en cuenta el conocimiento del desarrollo motor y postura.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

  • DIÁSTASIS ABDOMINAL

    “Se estima una alta relación entre la presencia de diástasis y las disfunciones de suelo pélvico como incontinencia urinaria de esfuerzo, incontinencia fecal y prolapso de órganos pélvico” ANATOMÍA Lo primero que tenemos que saber es como está formado el...

  • OSTEOPATIA EN EL SÍNDROME DE LOS DESFILADEROS ESCAPULOTORÁCICOS

    El síndrome de los desfiladeros escapulotorácicos, se refiere al conjunto de signos y síntomas que se producen como consecuencia de la compresión del paquete neurovascular formado por el plexo braquial y la arteria y vena subclavias a su paso por...

  • Importancia de las cicatrices

    Las cicatrices podrían definirse como aquellas marcas que quedan en la piel después de un proceso de reparación de un tejido que ha sido agredido de alguna manera, como un corte, un desgarro, una quemadura, heridas quirúrgicas, etc. Dependiendo del...