Tratamiento durante el embarazo

A lo largo de la historia, las recomendaciones sobre el ejercicio físico a las embarazadas, se basaba más en criterios sociales o culturales que en evidencias científicas contrastadas.

Ahora sabemos que el ejercicio físico, no solo no es perjudicial si no recomendable. Ejercicios de bajo impacto (que no sean de intensidad máxima o cerca de la máxima) como caminar, danza oriental,  natación, pilates, yoga o clases especialmente dirigidas al embarazo, son idóneas en esta etapa de la vida.

Es importante tener en cuenta la necesidad de tener  una adecuada y completa valoración del ginecólogo, que junto con el fisioterapeuta tendrán en cuenta:

  • Tu edad y ocupación
  • Antecedentes obstétricos
  • Tiempo de embarazo
  • Estado nutricional
  • Nivel de estado físico, porque no podrá realizar el mismo tipo de ejercicios una mujer sedentaria antes del embarazo que otra con una actividad física fuerte.
  • Aptitudes, preferencias, disposición, facilidades y motivaciones.

Son muchas las ventajas:

  • Estira y mantiene el tono de los músculos que soportan el peso del cuerpo y los que van a participar en el parto
  • Prepara la parte superior del cuerpo para las demandas del cuidado del recién nacido
  • Oxigena el cuerpo de la madre y el feto
  • Previene de dolores musculares y articulares que suelen aquejar durante el embarazo y en el postparto
  • Ayuda a evitar problemas del suelo pélvico que causan pérdidas de orina, problemas en las relaciones sexuales y lumbalgias
  • Mejora la circulación
  • Proporciona relajación

Así  que recordar que la actividad física en la mujer que presenta un embarazo normal, no está contraindicada. Sí es cierto que, es preferible, que la práctica deportiva sea más controlada y moderada, pero el ejercicio ayuda a afrontar los cambios corporales de forma.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

  • Istmocele, qué es y sus consecuencias.

    “Con el aumento de las cesáreas, que se están acercando al 40%, estamos encontrando con más frecuencia pacientes jóvenes con sangrado postmenstrual”   El Istmocele se produce normalmente después de una cesárea o cesáreas repetidas. Esto provoca una pérdida del tejido...

  • Tratamiento reflejo del tejido conjuntivo

    El tejido conjuntivo es un tejido formado por células poco diferenciadas, es decir, poco transformadas y con abundante matriz extracelular (sustancia intercelular). Se encarga de unir entre sí a los demás tejidos, brindando sostén y nutrición. Es el tejido que tiene más amplia distribución en nuestro organismo....

  • Maniobra Kristeller

    Denuncian que el 96% de las maniobras Kristeller se hacen sin el consentimiento de la madre. Esta técnica, desaconsejada por la OMS, se utiliza en uno de cada cuatro partos y no existe evidencias de que en efecto acelere el...