Tratamiento Incontinencia Urinaria

QUÉ OPININAN NUESTROS PACIENTES

Llamamos incontinencia urinaria a la pérdida involuntaria de orina.

Afecta a una población más elevada de la que en un principio podemos imaginar: UNA DE CADA 3 MUJERES LA SUFRE en algún momento de su vida.

Socialmente este tipo de afectación queda oculta, pues la persona, ya sea por el pudor, la vergüenza o la falta de información no dice que sufre esta pérdida de orina, y se limita a utilizar métodos como compresas absorbentes para disimular el problema. Pero existen tratamientos sencillos y eficaces.

Puede ser incontinencia de esfuerzo (pérdida tras tos, estornudo, risa, coger peso…) o de urgencia (no se puede aguantar a orina, necesidad de ir urgentemente al baño). También pueden darse ambas a la vez o que su origen sea neurológico.

Al llegar a la consulta se realizará una anamnesis (entrevista), una exploración y unos test que determinaran si la patología es tratable por la fisioterapia o necesita tratamiento médico o quirúrgico. En este punto se pondrá especial atención del suelo pélvico.

¿Qué es el suelo pélvico?

Son un conjunto de músculos que se encuentran en nuestra pelvis y cierran el suelo del abdomen manteniendo en posición correcta y en suspensión la vejiga, el útero y el recto en contra de la fuerza de la gravedad.

La debilidad del suelo pélvico puede producirse tras el embarazo, el parto, por el propio envejecimiento del cuerpo, estreñimiento, cambios hormonales o la realización de una actividad física de forma inadecuada.

El debilitamiento del suelo pélvico provoca uno o varios de los siguientes trastornos: incontinencia urinaria de esfuerzo, prolapsos (caída de los órganos intrabdominales), dolor al mantener relaciones sexuales o malestar durante el coito.

Tratamiento de la incontinencia

El tratamiento fisioterápico consiste en un conjunto de técnicas y ejercicios encaminados a recuperar la musculatura del suelo pélvico y la faja abdominal para normalizar la posición de las vísceras de la pelvis.

Nuestro objetivo es:

  • Mejorar la estática, continencia y funcionalidad del sistema
  • Enseñar métodos correctos de control de la micción y defecación
  • Reforzar las facultades que todavía conserva
  • Prevenir: por eso RECOMENDAMOS en los cursos preparto que insisten con ejercicios sobre esta musculatura.
  • RESTABLECER LA DIGNIDAD DE LA PERSONA

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

  • Maniobra Kristeller

    Denuncian que el 96% de las maniobras Kristeller se hacen sin el consentimiento de la madre. Esta técnica, desaconsejada por la OMS, se utiliza en uno de cada cuatro partos y no existe evidencias de que en efecto acelere el...

  • Osteopatía en la neuralgia del trigénimo

    El nombre “trigémino” se refiere al hecho de que el quinto par craneal tiene tres divisiones: La oftálmica (V1), la maxilar (V2) y la mandibular (V3). Es el principal nervio sensitivo de la cara, pero también aporta inervación motora (V3)...

  • Deporte en los más pequeños

    “La psicomotricidad, es la capacidad del sistema nervioso de producir la contracción de un músculo de forma adecuada, es probablemente la competencia más importante a lograr por los más pequeños en sus primeros años de vida. El ejercicio físico y...