Tratamiento Plagiocefalia

QUÉ OPININAN NUESTROS PACIENTES

¿Qué es?

La plagiocefalia (del griego Plagio = oblicuo y cefala = cabeza) es una deformidad craneal consistente en un aplanamiento de la parte posterior de la cabeza, más frecuentemente del lado derecho y generalmente más en niños que en niñas, que puede acompañarse de un desplazamiento del mismo lado de la cabeza hacia adelante.La plagiocefalia es un trastorno que se caracteriza por lo que llamamos distorsión asimétrica del cráneo (aplastamiento lateral). No es raro encontrarla al nacer, y puede ser causada por un ambiente intrauterino restrictivo además de otros factores.

La frente del lado aplanado suele estar más abombada; el ojo del mismo lado puede estar más abierto y la oreja suele estar más adelantada al compararla con la del otro lado. En los casos más graves la asimetría de los ejes de la cabeza es superior a 20 milímetros.

La mayoría de lactantes con plagiocefalia suelen tener como causa común una tortícolis muscular congénita o la costumbre de dormir siempre sobre el mismo lado. Así pues, la plagiocefaliaposicional aparece en los primeros meses de vida si el recién nacido permanece colocado siempre en la misma posición y el peso de su cabeza recae siempre en el mismo punto.

Cuando no tratamos la causa que provoca la plagiocefalia, ésta suele provocar asimetrías de la cara (básicamente una oblicuidad de la línea media) en el transcurso de los primeros años y si no se realiza una la corrección de la deformidad antes de los primeros seis meses de la vida, puede persistir hasta la vida adulta.

 ¿Qué la causa?

Se produce por el cierre prematuro de la sutura coronal, y puede ser derecha o izquierda (en los casos bilaterales forma lo que se denomina braquiocefalia). Hoy en día existen varias teorías sobre las causas, multifactoriales: puede deberse a causas genéticas como algunos síndromes, o puede deberse a presiones externas, la ternura del cráneo y su rápido crecimiento. Las deformidades craneales posicionales pueden producirse en el útero o durante los primeros meses de vida.

La prematuridad es un factor predisponente en los casos post-natales ya que los huesos del cráneo son más débiles y por lo tanto más deformables. En cambio, los fetos postmaduros presentan más deformidades prenatales, en general plagiocefalia y braquicefalia.

Como causas prenatales tenemos un ambiente restrictivo intrauterino debido a embarazo múltiple, feto grande, feto post-maduro, pelvis pequeñas, presentación de nalgas, encajamiento prolongado, tumoraciones uterinas (miomas, etc.), exceso o defecto de líquido amniótico, etc.

Una de las causas más frecuentes es la recomendación de dormir boca arriba para reducir el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.

Otra de las causas que ya hemos comentado es la tortícolis muscular congénita (TMC), que afecta aproximadamente a un 75 % de niños con plagiocefalia y consiste en un acortamiento muscular del cuello. Esto va a originar una posición lateralizada de la cabeza hacia el lado del músculo afectado, que provocará que el bebé se apoye constantemente sobre el mismo lado de la cabeza. La TMC es preciso detectarla y tratarla lo antes posible.

Además hay otras causas postnatales como pueden ser el encajamiento prolongado y el exceso de horas semisentados en sillita, carrito y hamaquita.

Los principales grupos de riesgo son: prematuros, varones, nacidos con fórceps u otros métodos mecánicos, nacidos de partos múltiples y los cuidados por terceras personas

¿Qué problemas puede causar?

Diversos estudios científicos retrospectivos y prospectivos indican que la plagiocefalia llega a provocar problemas funcionales en el 40% de los afectados y problemas de aprendizaje del habla a los 3 años en el 25% de los afectados. Tratar o no una plagiocefalia es una decisión que los padres deben tomar en base al conocimiento de determinadas certezas.

Por ejemplo, es importante saber que la plagiocefalia puede causar problemas neurológicos funcionales (casi el 40% de las plagiocefalias no tratadas producen retraso madurativo neurológico, como retrasos psicomotores y cognitivos), problemas del habla, tortícolis muscular congénita (TMC), problemas auditivos y problemas visuales.

¿Cómo podemos prevenirla o tratarla?

En muchas ocasiones, la raíz del problema es la deformación sufrida por el cráneo del bebé durante el parto. Esta deformación se considera normal y generalmente los bebes se recuperan en pocas semanas. Sin embargo, en algunos casos toda o parte de la deformación no se recupera y pueden quedar algunos huesos de la parte baja del cráneo “desencajados”. Este desencajamiento de las suturas no es fácilmente observable desde el exterior (pero sí palpable) y facilitara que la bóveda craneal se deforme al pasar el bebe la mayor parte del tiempo acostado durante los primeros meses de vida. Es muy importante a la vez que sencillo prevenir la plagiocefalia o en su defecto tratar la plagiocefalia lo antes posible.

Hay algunas medidas de prevención para evitar la plagiocefalia en bebés que debemos conocer:

La postura al dormir es importante, ya que dormir boca arriba es uno de los principales factores postnatales que predispone a tener deformidades craneales. Por eso recomendamos a los padres combinar la posición de decúbito supino (boca arriba mirando al techo) con la posición hacia el lado derecho y hacia el lado izquierdo (un tercio del tiempo en cada posición) desde el nacimiento. De esta forma, el recién nacido no puede llegar a establecer sus preferencias por una sola posición de la cabeza (llamada posición de confort). Estas medidas de rotación de la posición de la cabeza también deberían aplicarse en el caso de que el bebé pase mucho tiempo en una sillita o en el cochecito de paseo.

Otra acción importante que podemos llevar a cabo para prevenir la plagiocefalia en nuestros bebés consiste en poner al bebé en posición de decúbito prono (boca abajo), sobre el pecho del padre o de la madre, en la cama o en una superficie cómoda, durante el tiempo de juego vigilado. Cualquier tipo de juego o posición donde el bebé se encuentre boca abajo será altamente beneficiosa, tanto como para prevenir las deformaciones craneales como para reforzar las capacidades musculares y sensitivas del bebé.

Por ejemplo, desde el nacimiento hasta el segundo mes, podemos colocar al bebe “boca abajo”. Si no puede levantar la cabeza, se coloca una mano suavemente sobre el culito para hacer contrapeso y ayudarlo. Si aun así el bebe no puede sostener la cabeza de manera estable, se puede colocar una toalla enrollada debajo del pecho. Esto le ayudará a adoptar una posición más vertical y le facilitará explorar su entorno. También se puede colocar al bebe sobre el pecho de los padres, mientras se relajan en la cama o en un sofá. Al quedar su cara a pocos centímetros de la del bebe, a este le será más cómodo mirarle a la cara ya que los bebes a esta edad tienen la visión adaptada para ver a unos pocos centímetros solamente.

Desde los 3 hasta los 5 meses  el bebé ya se encuentra más cómodo boca abajo y es capaz de sostenerse con sus propios brazos. Es muy útil colocar juguetes cerca y jugar con él, situando la cara de los padres al mismo nivel que la del bebé.

Desde los 6 hasta los 9 meses el niño es más fuerte tanto en brazos como piernas. Ahora pueden jugar a juegos más activos como hacer el avión (cogiendo al bebe por la cintura). También se puede colocar al bebe sobre las piernas de los padres y moverle.

El uso de un cojín con un orificio central puede ser útil tanto como método de prevención desde el nacimiento como de ayuda a la corrección hasta los 18 meses de edad. El cojín va a ayudar a reducir la presión bajo la cabeza del bebé y facilitará llevar a cabo las medidas de reposicionamiento en el caso de que el lactante esté afectado de plagiocefalia.

Si la causa de la plagiocefalia fuera una contractura muscular (en caso de tortícolis o que el bebe se encaje en el canal pélvico meses antes del parto) es aconsejable realizar ejercicios de estiramiento cada vez que se le cambie el pañal. Bajo la supervisión de un fisioterapeuta se pueden realizar ejercicios de estiramiento sin forzar excesivamente el bebe:

1. Primer ejercicio: con una mano sobre el pecho, girar la cabeza del bebe hasta que el mentón toque el hombro. Mantener durante 10 segundos y repetir a ambos lados.

2. Segundo ejercicio: con una mano sobre el hombro, girar la cabeza del bebe hasta que la oreja toque el hombro. Mantener durante 10 segundos y repetir a ambos lados.

Como fisioterapeutas y osteópatas nos encargamos de valorar al bebé en su conjunto y revisamos que el cráneo no tenga ninguna deformidad. En el caso de encontrarnos con una plagiocefalia el tratamiento es inmediato y, con varias sesiones de osteopatía craneal, conseguimos “guiar” al cráneo para que crezca de forma armónica.

En la clínica de Fisioterapia y Osteopatía Silvia Molins somos especialistas en tratar deformidades craneales en bebés. Si tienes cualquier pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y podremos asesorarte en cómo tratar a tu bebé.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

  • DIÁSTASIS ABDOMINAL

    “Se estima una alta relación entre la presencia de diástasis y las disfunciones de suelo pélvico como incontinencia urinaria de esfuerzo, incontinencia fecal y prolapso de órganos pélvico” ANATOMÍA Lo primero que tenemos que saber es como está formado el...

  • OSTEOPATIA EN EL SÍNDROME DE LOS DESFILADEROS ESCAPULOTORÁCICOS

    El síndrome de los desfiladeros escapulotorácicos, se refiere al conjunto de signos y síntomas que se producen como consecuencia de la compresión del paquete neurovascular formado por el plexo braquial y la arteria y vena subclavias a su paso por...

  • Importancia de las cicatrices

    Las cicatrices podrían definirse como aquellas marcas que quedan en la piel después de un proceso de reparación de un tejido que ha sido agredido de alguna manera, como un corte, un desgarro, una quemadura, heridas quirúrgicas, etc. Dependiendo del...